El abandono; Verguenza ajena, verguenza comunitaria

Reflexionemos…
Vergüenza ajena, vergüenza comunitaria…
Hoy abandonaste en plena oscuridad a 9 cachorros de aproximadamente un mes,  sin nada más que un envase con agua, un pedazo de cartón como protección,  y un hambre voraz… Cuántos más nacieron hace un mes en un callejón abandonado, en un edificio en ruinas o en tu casa por no esterilizar a tu mascota.
Sigues pasando tu responsabilidad como un batón de relevo olímpico nocturno para que nadie te vea en la oscuridad (solo te ve tu conciencia, si la tienes). Es más fácil que otro se haga cargo del problema que pudiste evitar con las decenas de campañas de esterilización por toda la isla. De raza o no, que importa… los abandonos no conocen de eso, ni la prevención de enfermedades.
Me parece que quien abandona una mascota, aunque tenga mil y una excusas, es capaz de abandonar a otros miembros de su familia… así también quien la maltrata, maltrata a otros seres humanos. Si desde un principio no puedes mantener económicamente una mascota, no asumas esa responsabilidad; es una vida no es un objeto.
Los dejaste en el lugar correcto? No sé… porque cada día #sasfapr promueve la educación humanitaria, la adopción responsable, la esterilización y vacunación a bajo costo, alberga unos 300 perros y gatos, ofreciéndole hogar, alimento, cuidado veterinario, recreación y mucho cariño. Y sabes qué? No hay razón para que exita el santuario, la meta es que cada perro y gato tenga su hogar responsable… Pero tu agenda es diferente a la de muchas personas y por eso continúas delegando tu responsabilidad. Otros siguen dando la batalla para que tú puedas internalizar y hacer una realidad que asumas con carácter firme lo que te corresponde…
Esteriliza y verás la diferencia…
Ya que los abandonaste, aporta poco a poco o busca a tus cómplices hasta completar un mínimo de $200 por cada cachorro para cubrir lo básico (alimento, cuido, vacunas, esterilización); amor no les faltará… Gracias por abonar a la causa del abandono de animales, continuar violando la ley y atentar contra la salud pública. Eres digno ejemplo de lo que la nueva generación no debe seguir.
Tú acción tiene una reacción: gente valiente que no espera por otros o por el gobierno para buscar alternativas a las causas que atentan contra la dignidad del pueblo. Gracias a ti, hay muchos ciudadanos con conciencia comunitaria y hacen la diferencia. Ellos echan pa’lante con sus acciones y no con sus sermones. Gracias a esa gente, #sasfapr cumple su misión. Estás a tiempo, enmienda tu error, haz tu parte, haz lo que te corresponde sin esperar a que otro lo haga. Ahí te dejo la bola en tu cancha; juega si crees en ti, si crees en tu país.
Tomás Rodríguez

Tesorero SASFAPR