¡Gracias Aimeé!

En honor a la semana del voluntario, continuamos compartiendo testimonios de voluntarios del Santuario de Animales San Francisco de Asís. Hoy nos habla Aimee Vázquez sobre su experiencia como voluntaria de SASFAPR.
“Ser voluntaria del SASFAPR me ha echo crecer como ser humano. Desde pequeña he tenido una conexión especial con lo que es el medio ambiente y los animales. Es mi pasión ayudar en la creación de un mundo mejor, dandole el mismo valor a todos los seres vivos. Mi primera experiencia con SASFAPR fue ser foster mom de dos perritas hermosas las cuáles habían tirado a través de la verja del santuario una persona inconsciente. Ver como llegaron esas dos perritas con su cara de miedo, nerviosas y ver la transformación que pude lograr en ellas con el pasar del tiempo fue una experiencia enriquecedora. Esto me motivó a conocer aún más del SASFAPR y convertirme en una de sus voluntarios frecuentes. Llegar día a día y ver el esfuerzo que ponen cada auxiliar es espectacular. Es maravilloso poder poner mi grano de arena para ayudar a estos animalitos que una persona inconsciente un día abandono, aveces en las peores condiciones. Ser voluntaria del SASFAPR para mí es todo, demuestro el ser humano que soy, demuestro mi pasión por ayudar a estos animalitos y me ha echo crecer como persona. Porqué no es solo el echo de decir soy defensora de animales cuando no haces nada por ellos, he aprendido el trabajo arduo que se debe realizar además que no es fácil pero es satisfactorio. Me hace feliz poder ayudar a esos animalitos, pero me hace a un más feliz poder ver que cada día más personas sé motiven a hacer lo mismo que tú haces. Llegar y ver con la alegría que te esperan los animalitos del SASFAPR, el amor que ellos te brindan y ese agradecimiento no tiene una explicación, es un sentimiento único. Admiro a todo el equipo del SASFAPR y me quito el sombrero ante ellos porque yo solo pongo un granito de arena cuándo ellos ponen toneladas día a día en pie de lucha por estos animalitos. Durante esta travesía también he creado amistades las cuales admiró por su labor. De verdad les doy las gracias al SASFAPR por lo que hacen, por su dedicación y por brindarme la oportunidad de esta experiencia única y especial. Poder ser parte de ellos y mejorar la vida de un animalito abandonado. Hoy soy una persona feliz al saber que estoy ayudando y no soy una persona más que lo único que hace es hablar sin hacer nada para cambiar la vida de ese animalito. Me siento orgullosa de ayudar a la creación de un mundo mejor y poder ser la voz de estos animalitos que no pueden hablar y defenderse solos.”

¡Gracias Aimee por tu gran aportación a la comunidad que trabaja por el bienestar de los animales de la isla!

Si deseas unirte a nuestro grupo de voluntarios escribe a info@sasfapr.org.

Advertisements