Naty y Britney: enseñanzas que fortalecen

(Por Britney Peña Torres / Auxiliar de manejo y cuidado animal del Sasfapr) 

Naty me ha enseñado mucho. De ella aprendí que es posible confiar y a ser feliz a pesar de las malas experiencias que hayamos tenido.

A Naty la abandonaron hace cuatro años junto a sus hermanitos. Estaba aterrada, con hambre y mucha tristeza. Ella no entendía lo que estaba pasando, y extrañaba a las personas que la traicionaron luego de entregarles su corazón.

Afortunadamente, todo eso quedó atrás, y gracias al amor y los cuidados que Naty ha recibido en el Sasfapr, hoy es una chica cariñosa y juguetona a la que le gusta posar para fotos como toda una “fashionista”. ¿Lo más que le gusta? Jugar con balones y acurrucarse en su frisa con sus juguetes.

Cuando me siento triste y sin ánimo, visito a Naty y la abrazo. Ese abrazo me da las energías para seguir adelante. Ella me enseñó que es posible superar las malas experiencias, los temores y la desconfianza; que con amor, paciencia y solidaridad todos podemos superarnos y mostrar los bellos sentimientos que llevamos dentro.

Mi gran deseo es que Naty halle un hogar donde la amen como se merece y donde pueda dar rienda suelta a su gran corazón.

Si quieres ayudar a Naty y al resto de los angelitos que albergamos en el Sasfapr, puedes hacer un donativo por ATH Móvil al 787-612-8587 o por PayPal a info@sasfapr.org

Síguenos también en Facebook (@Sasfapr), Twitter (@SASFAPR) e Instagram (santuario.sasfapr) o visita nuestra página web (www.sasfapr.org).